Reseña de las publicaciones de la prensa sobre Marcha 19 M

23 de marzo de 2015

Fueron al menos 22 cuadras las que ocuparon los movilizados el 19 M en Quito

KODAK Digital Still Camera

Colectivos opositores marcharon en varias ciudades

19 de marzo de 2015

Varios miles de trabajadores e indígenas de Ecuador protestaron el 19 de marzo en contra del Gobierno con marchas que dejaron heridos y detenidos, mientras el presidente Rafael Correa aseguró que una “turba” intentó agredirlo.

Fueron al menos 22 cuadras las que ocuparon los movilizados ayer en Quito. Ya la cabeza de la marcha había llegado a la plaza de San Francisco y la cola se extendía más al norte del Consejo Provincial, en La Alameda. Salieron con una torrencial lluvia, antes de lo planeado. Cubiertos con ponchos de agua y paraguas, todos los asistentes al llamado de las centrales sindicales caminaron en una movilización pacífica, que se mantuvo así durante la mayor parte del tiempo.

Pero no toda marcha es perfecta. Hubo conatos de disturbios. Se agredió al camarógrafo de un canal de televisión incautado. Algunos enmascarados querían enfrentar a la Policía, en la esquina de las calles Benalcázar y Sucre. Los uniformados en Quito fueron persuasivos y solo hubo tensión cuando comenzaron a vaciar la plaza, a las 19:27, cuando llegó la guardia montada y el cuerpo de antimotines.

Según el ministro del Interior, José Serrano, la movilización fue “un fracaso”. Rechazó, además, las agresiones entre manifestantes y personal policial suscitadas en la Plaza San Francisco, donde resultaron heridos un gendarme, un camarógrafo de Teleamazonas, y un periodista de Gama TV.

La marcha no solo agrupó a las organizaciones sindicales, indígenas y sociales. También fueron los autoconvocados, que se formaron en dos grupos. Uno de ellos acompañó la caminata bajo la lluvia en Quito hacia San Francisco. Otros, en cambio, prefirieron apostarse en la tribuna de la avenida De los Shyris, justo al frente de la sede de Alianza País.

Pero la movilización se llevó a cabo en casi todo el país. En unas ciudades la convocatoria tuvo más acogida que en otras. En Guayaquil, la Red de Jubilados la encabezó, secundada por la Unión Nacional de Educadores. Concentraron a unas 3 000 personas. En Esmeraldas, cerca de 1 500 personas; en Portoviejo, 300. En Cuenca, ocuparon apenas tres cuadras. En Santo Domingo, estuvieron unos 2 000.

Las marchas parecían transcurrir en calma, pero en Riobamba fue distinto. Los manifestantes quisieron llegar al Parque Pedro Vicente Maldonado, en donde se levantó la tarima para la concentración de los adherentes de Alianza País. “No tienen permiso para continuar la marcha por esta ruta”, les decía Steve Mejía, intendente de Policía. Sin embargo, los marchantes empujaron a los policías y concluyeron su recorrido. Los desmanes se registraron minutos después, en la calle Primera Constituyente. Los policías detuvieron a la gente que intentaba ingresar a la tarima del oficialismo. Se supo de 11 detenidos.

En Ibarra también hubo algunos conatos de incidentes. Una cuadra antes de llegar al sitio final de la concentración, cientos de policías intentaron retener la marcha. Sin embargo, se produjo un forcejeo que rompió el cerco de la fuerza pública. Los agentes lanzaron gas lacrimógeno. Finalmente, la movilización de los trabajadores y grupos sociales llegó hasta el parque Pedro Moncayo. Esto obligó a que un grupo de partidarios de Alianza País, que portaba banderas y camisetas de color verde, se retiraran con la protección de los agentes.

Si hubo diferencias en lo numérico, las demandas eran las mismas: la economía, las libertades, las enmiendas a la Constitución, el Plan Familia Ecuador (sobre todo en Quito), las cocinas de inducción. La libertad de elegir la carrera que quisieran fue, por ejemplo, la demanda de algunos jóvenes. No comparten las políticas de explotación minera, petrolera, educativas y laborales. “No soy pelucón pero tengo derecho a una lavadora” o “Algún día dejarás de ser diferente” fueron algunas de las leyendas plasmadas en carteles. Otra iniciativa fue la de dar a los marchantes una pancarta con el lema “#yo protesto”, en el cual los ciudadanos escribían lo que los motivaba.

“¡Vamos pueblo levanten la voz, de nada nos sirve estar callados!”, gritaba un joven mientras se abría paso entre la multitud. Era Renato González, un estudiante de cine y actuación de 20 años de edad. Él criticó la confrontación. “No me gusta que un político quiera acallar mi voz. Estoy cansado del egocentrismo del Presidente”.

Vicente Minga, una campesina del Azuay marchó porque critica la explotación del Yasuní y leyes como las de Aguas y Tierras que van en contra del campesino. En Puyo, el ex presidente de la Conaie, Marlon Santi, originario de Sarayaku, explicó que el reclamo se basa en la justicia para los derechos de los ciudadanos. “Lastimosamente tenemos problemas de persecuciones; por eso estaremos vigilantes de lo que suceda con los líderes indígenas que puedan sufrir represiones.

El oficialismo se concentró

Pero no solo fue una jornada opositora. En Quito, en la Plaza Grande, se llevó a cabo el espectáculo musical y una feria de comidas con carpas que se habían instalado desde el miércoles para defender la Revolución Ciudadana. Así se organizó la Primera Feria ‘Lo Nuestro’. “Nosotros quisimos hacer una fiesta productiva, comercial; entendemos que hoy es la marcha de la oposición y tienen todo el derecho de manifestar su opinión, pero nosotros también tenemos derecho a apoyar la producción nacional”, dijo Angel Vivanco, viceministro de Desarrollo rural del Ministerio de Agricultura.

Pero esta feria no contaba con los permisos municipales. El alcalde Mauricio Rodas encabezará una inspección por los lugares del centro histórico en donde se realizaron las concentraciones. Vamos a hacer las investigaciones del caso para determinar lo que ocurrió, cuál es el tipo de acción para ejecutar una sanción”.

Pero desde Alianza País, todo lo ocurrido desde la oposición fue un fracaso. Y “contundente”, según comienza el comunicado que emitió esta organización política. “El fracaso de esta movilización expresa la enorme debilidad de un discurso opositor alejado de la realidad y anclado en un malintencionado desconocimiento de todo lo alcanzado a favor del pueblo ecuatoriano”, añade el documento.

En Riobamba, en donde el presidente Rafael Correa realiza hoy el Gabinete itinerante número 100, expuso su posición ante las manifestaciones sindicales y sociales. Durante una entrevista que transmitió el canal público Ecuador TV, Correa señaló que la marcha careció de una propuesta, y que ella fue parte de lo “tradicional”. Según Correa, las marchas estuvieron vinculadas con figuras de la derecha, como el presidente de la Cámara de Comercio de Quito, Blasco Peñaherrera Solha.

Correa hizo un balance comparativo entre la última manifestación organizada por los gremios sindicales, ocurrida en noviembre del 2014, y estimó menos asistencia en esta última. “La estrategia es acumular fuerzas, y lo que están es desacumulando”, señaló. Además, denunció que en la ciudad de Riobamba ocurrieron incidentes mayores, por una gresca que generó que un policía haya resultado herido, durante la manifestación oficialista que él encabezaba. “ Intentaron agredir al presidente”, expresó Correa en la entrevista. Dijo que una “turba” atacó su caravana con piedras y botellas, resultando heridas dos personas. Correa sostuvo que la oposición tratará de “seguir con esta estrategia de desgaste para ver si nos ganan las elecciones” .

En Guayaquil, el oficialismo organizó un mitin para defender las políticas del gobierno de la Revolución Ciudadana. La asambleísta Marcela Aguiñaga, directora provincial del Guayas de Alianza País (AP), indicó sobre la tarima que el clima soleado le permitió asistir a concentraciones similares en cuatro cantones de la provincia del Guayas. Pero poco después comenzaron a caer las primeras lluvias. Marcha en Guayaquil fue desviada para evitar incidentes Otra asambleísta del Guayas, María Alejandra Vicuña, ratificó la intención desestabilizadora de las movilizaciones: “lo que cuestionamos es el real objetivo de una marcha desestabilizadora, de una marcha que responde a un fin electorero y no al interés de las mayorías”.

Así terminó la jornada que en redes sociales se etiquetó como 19M. Pero en el sindicalismo hubo beneplácito: pocas veces ha visto que una movilización pueda copar por lo menos 22 cuadras.

Tomado de El Comercio: http://www.elcomercio.com/actualidad/manifestaciones-marchas-rafaelcorrea-marchas19m-policia.html

 

Masiva marcha a pesar de la lluvia

Viernes, 20 de Marzo de 2015
Ciudadanos independientes participaron en la movilización convocada por el sector obrero.

Jornada. Con paraguas salieron los manifestantes que llegaron hasta la plaza de San Francisco. Al final de la jornada se convocaron para el Primero de Mayo.

La fuerte lluvia que cayó en el sector de El Ejido no fue impedimento para que miles de personas asistieran a la marcha convocada por el sector obrero y los movimientos sociales en contra de la política del Régimen.

La lluvia se desató en cuestión de instantes, pero los manifestantes optaron por adquirir paraguas que se comercializaban a dos dólares y ponchos de plásticos a un dólar. Lo que sí genero el aguacero es que la hora de partida se adelantara ya que estaba programada para las 16:30, pero inició cerca de las 15:45.

En la multitudinaria manifestación participaron muchos ciudadanos independientes que sin afiliación política o partidista decidieron salir voluntariamente para unirse a esta convocatoria.

Así lo testificó Lorena Ortega, quien trabaja en un centro infantil pero que prefiere identificarse como ama de casa.

Aseguró que su presencia en la jornada se debió a que considera que no hay libertad en el país y que la vida está cara. “A mí no me ha convocado nadie, estoy acá por mi propia voluntad, por mi familia, por mi Patria”, manifestó mientras levantaba un cartelón en que reafirmaba su independencia.

La lluvia no cesó, por lo que muchos manifestantes dijeron que el agua es vida y que es un símbolo por el que hay que protestar. Producto del agua los manifestantes aligeraron el paso hacia la Plaza de San Francisco.

El objetivo de los marchantes, más allá de los temas políticos o del tratamiento de las leyes, fue hacerse escuchar por el Gobierno. Por que consideran y están dispuestos a defender su pensamiento, su libertad para expresarse. “El señor Presidente, y mire que le digo señor Presidente, trata a los adversarios políticos como a cualquier criminal. Nosotros estamos indicando aquí que tenemos el derecho a opinar, a las libertades, a movilizarnos teniendo cualquier tendencia política”, expresó Alejandro Cepeda, de 64 años.

En el mismo sentido se pronunció Julio Gualotuña, quien salió a la movilización empujando la silla de ruedas con su esposa discapacitada.

En el conglomerado se pudo ver a artistas populares, estudiantes secundarios, partícipes del Fondo de Cesantía del Magisterio, jubilados, entre otros ciudadanos. Ellos caminaron de forma independiente de los líderes de la movilización.

Una vez que llegaron a San Francisco, los dirigentes de la marcha quisieron dar sus discursos de rigor, pero solo alcanzaron a hacerlo Édgar Sarango, presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), y Jorge Herrera, presidente de la Conaie, ya que en la tarima se fue la luz por lo que no hubo amplificación. Hasta solventar el problema, una banda de pueblo amenizó la jornada.

Sarango dijo que era una marcha en defensa de los derechos. Pidió al Gobierno que rectifique sus políticas y que, de no hacerlo, “las calles serán nuestras trincheras de combate y, permanentemente estaremos aca”.

Desde Riobamba, el presidente de la República. Rafael Correa, dio a conocer su opinión sobre las marchas.

“Estamos en nuestro derecho de decir que marchan ‘falsariamente’, porque ni siquiera hay propuestas. Hay una fanesca de reivindicaciones. Al final del día intentan ser demostraciones de fuerza para lo que no lograron en las urnas”, manifestó. (HCR)
Loja

La marcha se tomó las calles lojanas

A las 16:45, tras los discursos respectivos pronunciados desde la glorieta de la plaza de San Sebastián, en el centro de la ciudad, las organizaciones sociales, sindicales, de maestros, de discapacitados y de la ciudadanía en general se volcaron a las calles, en cumplimiento de lo que llamaron la marcha del 19-M.

Los organizadores de la movilización indicaron que el objetivo es lograr del Gobierno Nacional rectifique.

Leyendas como ‘Loja de pie’, ‘La pobreza no es delito’, ‘Toma tu sanduchito’, entre otras, escritas sobre carteles, así como monigotes de ovejas ataviadas con los colores del oficialismo, fueron la tónica de la jornada.

Las delegaciones recorrieron diversas calles de la ciudad de Loja, incluso ingresaron hacia la Plaza Central, donde se encuentran las instalaciones de la Gobernación. Allí estaban 80 policías nacionales, quienes impidieron que los manifestantes rodearan al parque donde se ubicaron simpatizantes al Régimen con banderas de PAIS. La lluvia acompañó a las organizaciones durante la etapa final de la marcha.(JPP-DVL)
Quevedo

En Quevedo le sacaron ‘tarjeta roja’ a Correa
° Con tarjetas rojas y canastas vacías, miembros de organizaciones sociales, obreros, estudiantes y ciudadanos asistieron a la marcha convocada en contra del Gobierno Nacional.

Las canastas simbolizaban el dinero que no alcanza para cubrir la canasta básica, mientras que las tarjetas rojas fueron para el presidente de la República, Rafael Correa.

Uno de los asistentes, Lenin Moreira, señaló que el salario es insuficiente para todo lo que se requiere en el hogar.

Otros como Guillermo Angamarca manifestaron que salieron a las calles por la disconformidad con la política económica del Gobierno. Los asistentes se concentraron en el parque de La Madre y se tomaron las calles 7 de Octubre y Bolívar. (MRG)
Cotopaxi

Estudiantes y docentes lideraron marcha en Cotopaxi

En Latacunga, a pesar de las amenazas de lluvia, la marcha inició a las 16:00 y estuvo encabezada por estudiantes y docentes del colegio Jatari Unancha de Zumbahua. Ellos salieron con carteles y pidiendo a gritos que se respeten las escuelas comunitarias y la educación bilingüe. También salieron las organizaciones sociales y sindicales, estudiantes universitarios, ciudadanía en general y representantes de movimientos políticos.

El recorrido de la marcha estuvo resguardado por 260 policías que cercaron el paso y no permitieron que los manifestantes se dirigieran hacia la plazoleta de San Agustín, donde Alianza PAIS realizó un programa cultural en el que participaron unas 200 personas. (NA)
Santo Domingo

Trabajadores alzaron su voz en Santo Domingo

Mientras las instituciones públicas desarrollaban una casa abierta y reclutaban a nuevos afiliados para Alianza PAIS, miles de personas marcharon en Santo Domingo. La jornada del 19M dejó en la provincia tsáchila a varios sectores paralizados desde las 16:00. A partir de las 17:30 inició el recorrido, desde el Círculo de los Continentes.
Con pancartas en mano, los diferentes gremios representados denunciaron sus pedidos. Los estudiantes reiteraron la necesidad de que se construya una universidad pública para la provincia.

Los obreros expresaron su inconformidad con el precio del agua, tarifa que se incrementó desde enero. También pidieron que se regule el valor de la carrera en taxi, que por disposición municipal se incrementó en más del doble en la mayoría de los casos.

También se protestó contra el alza en el precio del gas licuado y por los aranceles para productos importados vigentes desde el pasado 11 de marzo. La manifestación recorrió las calles principales de Santo Domingo y concluyó en los bajos del Palacio Municipal. (ARR)

 

Ibarra

Marcha obrera vs. concentración oficialista en Ibarra

Desde las 16:00, los trabajadores e integrantes de varios frentes de oposición se concentraron en la avenida Mariano Acosta. A la misma hora, un grupo de simpatizantes de Alianza PAIS aguardaba en el parque Pedro Moncayo.

Después de recorrer las calles de la urbe la marcha llegó hasta el primer cerco policial, a dos cuadras del parque, donde uniformados, con cascos, escudos y toletes, intentaron impedirles el paso, pero no aguantaron la presión que ejercieron los centenares de protestantes, quienes se les fueron encima.

El parque central de Ibarra, frente a la Gobernación, se dividió. En un lado estaban los centenares de marchistas, que superaban ampliamente en número a los oficialistas.

 

Guayaquil

Nutrida presencia en marcha de Guayas

La marcha, convocada por las organizaciones sociales en rechazo a la política económica y social del Gobierno, copó varias cuadras del puerto principal. Desde las 16:00 de ayer, trabajadores, maestros, afiliados al seguro social y ciudadanos independientes se concentraron en la plaza del Centenario para iniciar la jornada desde las 17:00.

Entre los manifestantes estuvo la asambleísta Cristina Reyes, la exsubcretaria del MIES del actual Régimen Carolina Portalupi y viejas figuras políticas como Avicenas Bucaram. La manifestación partió a lo largo de la calle Santa Elena, tomó por 10 de Agosto hasta la Caja del Seguro Social, donde se efectuó la toma simbólica de esta entidad. La marea de personas siguió su camino bajo la mirada de cientos de elementos de la Policía hacia la avenida Malecón. Al llegar a la calle Sucre, la manifestación fue desviada por la Policía para evitar inconvenientes con un pequeño grupo de militantes de Alianza PAIS, que se concentró en los bajos de la Gobernación del Guayas. Desde el triple cerco policial los participantes de la protesta lanzaron gritos de rechazo al actual Gobierno. Después siguió hasta la avenida 9 de Octubre para finalizar en el mismo punto donde partió. (DAB)

Plantón contra enmiendas del Ejecutivo

Las enmiendas a la Constitución planteadas por el Gobierno de Rafael Correa también fueron motivo de protesta en las manifestaciones que ayer se realizaron en Quito a propósito de un plantón que protagonizaron integrantes del colectivo Democracia Sí frente al edificio de la Corte Constitucional.

Los manifestantes se ubicaron en el parque El Arbolito, en el centro norte de Quito, con gritos de “Dictadura no, democracia sí”. Además exhibieron un ataúd negro que según ellos simbolizaba la muerte de la corrupción en el Gobierno.

Sin la ayuda de megáfonos que les ofrecieron sus simpatizantes, los directivos de este colectivo, el exministro de Gobierno Gustavo Larrea, su hermano y excandidato presidencial Marcelo Larrea y el exministro de Economía Diego Borja se dirigieron a la multitud para rechazar la demora de la Corte en responder un pedido de convocatoria a consulta popular.

El 81,2% de ecuatorianos quiere consulta sobre reelección indefinida, según Cedatos

La última encuesta de Cedatos  realizada en febrero de 2015 revela que el 81,2% de la población ecuatoriana quiere que la reelección indefinida se decida a través de una consulta popular. Esta cifra es mayor a la registrada en enero pasado, cuando un 78,6% pedía la consulta popular.Un 9,3% quiere que la reelección indefinida sea a través de una enmienda constitucional por la Asamblea Nacional y un 3,7% considera que no debería existir la reelección indefinida. La encuesta fue realizada en 15 ciudades del país.

Protesta al frente de la sede de AP

La sede del movimiento oficialista Alianza PAIS fue también parte de las protestas pacíficas que se registraron el día de ayer. Simpatizantes del Gobierno y de la oposición se colocaron frente a frente con la vía de los Shyris de por medio.

La Tribuna de los Shyris fue ocupada en horas de la tarde por decenas de marchantes que están en contra de las políticas del Gobierno. Con camisetas blancas que contenían la leyenda de ‘Yo marcho, tú marchas, él marcha’, los ciudadanos gritaron consignas en contra del movimiento político liderado por Rafael Correa.

Del otro lado de la vereda, personas vestidas con prendas de color verde se colocaron al frente de las puertas de la sede de AP. El flujo vehicular no se afectó. Cerca de las 18:00, hora pico, los autos transitaban sin inconvenientes en ambos sentidos. (RM)

El dato
Al final de la concentración en la plaza de San Francisco, unas 300 personas fueron desalojadas por la Policía Montada.

Tomado de La Hora: http://www.lahora.com.ec/index.php/noticias/fotoReportaje/1101797119#.VRBhD_yG-So

 

Aguacero no detuvo movilización contra políticas oficiales en Quito

20 de marzo de 2015

Con disturbios en Quito y Riobamba, varios detenidos y tres heridos concluyó ayer la Marcha de la Resistencia convocada por el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie).

El número de aprehendidos y agredidos lo dieron el ministro del Interior, José Serrano, y el presidente de la República, Rafael Correa, quien en una entrevista televisada dijo anoche que una “turba” de manifestantes trató de agredirlo. Sucedió en Riobamba donde encabezó una caravana de simpatizantes con motivo de la inauguración de un centro de salud. Dos personas resultaron heridas y once manifestantes fueron detenidos, agregó.

Serrano sostuvo, en cambio, que en el sector de la Marín se detuvo a dos sospechosos de agredir a un policía y destruir el patrullero en el que el uniformado acudió por denuncias de que ambos tenían bombas molotov.

Antes, en la plaza de San Francisco se reportó un detenido por supuestas agresiones al equipo de un medio incautado. Pero fue liberado por no existir una denuncia, dijo Ramiro Mantilla, jefe de Policía del Distrito.

Pasadas las 19:30, tras registrarse incidentes entre manifestantes y miembros de la Policía, la plaza fue desalojada.

En la Marcha de la Resistencia se escucharon consignas como: “Un, dos, tres: ¡Abajo, Rafael Correa!”. Las gritaron cientos de obreros, estudiantes, amas de casa, maestros, indígenas y políticos que salieron a protestar por las calles de la capital.

 

 

El aguacero no los detuvo. La marcha en Quito partió a las 16:00 desde la Caja del Seguro y copó más de siete cuadras. El ruido de los bombos ahogaba sus voces en contra de las reformas laborales, enmiendas constitucionales y salvaguardias a productos importados.

Una larga wipala (bandera de colores que usan los indígenas), sostenida por miembros de la Conaie, guiaba la marcha que recorrió las calles 10 de Agosto y Guayaquil, hasta llegar a la plaza de San Francisco. La multitud se congregó ahí, en medio de un fuerte resguardo policial, que impidió el acceso a la Plaza de la Independencia.

 

 

A la caminata se adhirieron, entre otros, miembros de grupos sindicales, del Fondo de Cesantía del Magisterio y de organizaciones de artistas; también la familia de Fernando Villavicencio, exsindicalista sentenciado por injuriar al mandatario.

Pasadas las 18:00, en la plaza de San Francisco, los líderes sindicales e indígenas hicieron un llamado a “la resistencia”.

Édgar Sarango, presidente del FUT, calificó a este suceso como ‘histórico’ por la masiva concurrencia. Y Jorge Herrera, líder de la Conaie, anunció que esta movilización es solo un preludio de lo que será un “gran levantamiento indígena”, pero no precisó fechas para este.

En Guayaquil, en cambio, la marcha salió del parque Centenario y recorrió las calles Lorenzo de Garaycoa, 10 de Agosto y García Avilés. A la altura de la avenida Olmedo, el sobrevuelo de un dron alteró a los manifestantes, pues lo atribuyeron al régimen. Luego, un cordón policial impidió que avanzaran hasta la Gobernación del Guayas.

Jorge Escala, dirigente de Unidad Popular (antes MPD), indicó que ese bloqueo fue un “abuso del Gobierno”, pero calificó de exitosa la concentración. La marcha concluyó pasadas las 18:00 por la lluvia. (I)

Tomado de El Universo: http://www.eluniverso.com/noticias/2015/03/20/nota/4679036/aguacero-no-detuvo-movilizacion-contra-politicas-oficiales-quito

 

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com